La estética de la clínica cuida todo detalle, Anna y Mariona son encantadoras y los doctores Ballesca y Cabrera super profesionales además de atentos y amables.
Estoy encantada con mis tratamientos y lo recomiendo mucho.