Reducción de mamas

Reducción de mamas

Es una técnica quirúrgica que, como su nombre indica, se utiliza para reducir el tamaño de mamas. Normalmente las pacientes la solicitan para mejorar las molestias producidas por un pecho mayor, más que por un motivo puramente estético.

La cirugía se realiza bajo anestesia general y suele tener una duración de entre 2-3 horas. Posteriormente se realiza un vendaje que se mantendrá durante 48-72 horas.

Preguntas frecuentes

Aunque existen muchas técnicas, la mayoría consisten en realizar unos cortes alrededor de la areola para elevar y resecar una cuña de tejido mamario en su polo inferior. Normalmente requiere una noche de ingreso hospitalario.

En los primeros días la paciente puede notar sensación de cansancio, molestias o dolor en las mamas e hinchazón de las mismas. Con un correcto tratamiento analgésico estos síntomas se mitigan adecuadamente. Una vez retirado el vendaje se colocará un sujetador especial. Podrá volver al trabajo entre 2-3 semanas, aunque todavía es posible que note molestias durante 4-6 semanas.

Aunque los resultados en cuanto a disminución del tamaño son visibles desde un primer momento, con los meses mamá irá adquiriendo su forma definitiva. Es posible que en los primeros meses note cambios en la sensibilidad del pezón, que suelen desaparecer con el tiempo. Las técnicas de sutura utilizadas van encaminadas a disminuir la visibilidad de las cicatrices. Con un adecuado cuidado de las mismas, éstas tienden a ir blanqueándose y haciéndose poco visibles.

¡Hablemos!

Déjanos saber tus necesidades