Alopecia

Alopecia

La pérdida parcial o total del cabello se llama alopecia. Dado que las enfermedades que pueden producir alopecias son múltiples, es importante establecer una clasificación de las mismas para facilitar su diagnóstico y tratamiento. Por lo general, las alopecias se dividen en 2 grandes grupos: alopecias cicatriciales y alopecias no cicatriciales. En las alopecias no cicatriciales que constituyen la inmensa mayoría de los casos, el cabello se pierde, pero el folículo piloso que lo produce está intacto, por lo que son potencialmente reversibles y es posible la recuperación con algún tratamiento. En cambio, en las alopecias cicatricales tiene lugar la destrucción del folículo piloso por algún mecanismo, bien de tipo inflamatorio, infeccioso o traumático, y en consecuencia, la pérdida de cabello es irreversible. Una historia clínica y un cuidadoso examen físico del cabello y del cuero cabelludo generalmente son suficientes para diagnosticar la causa de la pérdida del cabello y para poder posteriormente tratar el trastorno.

Preguntas frecuentes

¡Hablemos!

Déjanos saber tus necesidades