fbpx
Elevación de mamas

Elevación de mamas

Con los años, y después de distintas circunstancias como el embarazo, la lactancia y la propia fuerza de gravedad, mamá tiende a caer y perder volumen. La piel tiende a perder elasticidad, por lo que también se altera la forma de mamá.

La mastopexia o elevación de las mamas es un procedimiento quirúrgico que se realiza para tratar la caída y pérdida de volumen de la mama. Se realiza bajo anestesia general; tiene una duración de entre 2-3 horas. Generalmente se requiere una noche de ingreso en la clínica.

Preguntas frecuentes

Dependiendo del caso, las cicatrices se pueden situar alrededor de la areola, verticalmente desde la areola hasta el surco submamario e incluso horizontalmente, por debajo de la mama. Se elimina el exceso de piel y se coloca la areola en su nueva posición. Si las mamas están muy vacías, será necesario colocar una prótesis mamaria, para recuperar el volumen y forma de las mismas.

Tras la cirugía la paciente notará molestias en la zona operada; las mamas estarán inflamadas. Estos síntomas se controlan con la medicación y desaparecen al cabo de 1-2 semanas. Se puede notar la zona de la areola dormida, pero generalmente es temporal y tiende a resolverse en unos meses. La paciente puede incorporarse al trabajo a partir de la 2a semana, siempre que no implique realizar esfuerzos físicos como levantar pesas. A partir de las 4-6 semanas ya se puede llevar una vida normal.

Los resultados son muy satisfactorios en aquellas pacientes que tienen unas expectativas realistas en lo que respecta a la intervención. La mastopexia siempre deja cicatrices visibles que dependen sobre todo de la propia cicatrización de la paciente. El cirujano plástico aplicará las técnicas quirúrgicas adecuadas y le indicará el tratamiento postoperatorio óptimo para que estas cicatrices se vean lo menos posible. Asimismo, con el paso del tiempo, las cicatrices son menos perceptibles.

¡Hablemos!

Déjanos saber tus necesidades